Translate

lunes, 24 de julio de 2017

Las casas gaditanas de la familia Böhl de Faber

     Desconocemos dónde vivió la familia en los primeros años, pues nada de esto figura ni en la partida de matrimonio del recién formado por el entonces luterano hamburgués Juan Nicolás Böhl y la católica gaditana, de ascendencia irlandesa, Francisca Javiera Ruiz de Larrea Aheran.
Como ya señalara Orozco, que a su vez sigue a Santiago Montoto, en los años 1814 y 1815, la familia está empadronada en la parroquia del Rosario y habita una casa en la calle Consulado Viejo, nº 44, que se corresponde con el nº 6 de la calle que en la actualidad se denomina Rafael de la Viesca.
Consulado Viejo 44 (nomenclátor y numeración antiguos).
En 1816, al menos desde el mes de abril, la familia se traslada a la calle Ahumada, nº 7, que se corresponde con el nº 11 actual, como certifica el párroco del Rosario, Gutiérrez Salceda, en la partida de matrimonio de Cecilia en 1817 y recoge Orozco.



Ahumada 7, según numeración por manzanas.
     De momento, parece que esa fue su residencia hasta que se trasladaron en 1828 a El Puerto de Santa María.
Ahora bien, ¿fue en alguna de estas casas donde se celebraron las famosas tertulias, tan diferentes ideológicamente a las de Margarita de Morla, que evoca Alcalá Galiano en sus memorias y noveló Benito Pérez Galdós en el episodio Cádiz? Ese es un interrogante que sigue abierto, mientras no le localice el domicilio en que habitaron Frasquita, su madre y sus dos hijas pequeñas cuando llegaron de Chiclana en 1811, gracias al salvoconducto del general Villate, para reunirse con su marido e hijos mayores en Alemania.
     Seguiremos escudriñando las fuentes.

No hay comentarios:

Licencia de Creative Commons
Doceañista by Marieta Cantos is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.